jueves, 25 de mayo de 2017

viernes, 19 de mayo de 2017

CATEDRAL DE LEÓN, COMENTARIO.

En el año 916, el rey Ordoño II venció a los árabes en la batalla de San Esteban Gormáz. agradecido, cedió el terreno que ocupaba su palacio real para que se levantase una iglesia. anteriormente, en estos terrenos había unas termas y otros edificios públicos que la Legio VII había construido a mediados del siglo II. De todo esto, apenas quedan unos restos aún bajo el solar de la catedral.
En el año 999, era coronado en ella el rey Alfonso V. Tras una sucesión de revueltas políticas y de duras empresas bélicas, hacia el 1067 el estado de esta construcción era de suma pobreza.
en el reinado de Fernando I, y con la ayuda de la princesa Urraca, hermana del Rey,se inician las construcciones de un nuevo edificio románico. Cuando el arquitecto Demetrio de los Ríos entre los años 1884 y 1888 excavo en el subsuelo de la catedral para reponer pavimento y cimentar los pilares encontró restos de la antigua catedral.


La catedral románica  se mantuvo en pie hasta finales del siglo siguiente, cuando accedió al trono el último rey de león, Alfonso IX. El obispo Manrique de Lara, con el apoyo de este rey, emprendió la tarea de construir una catedral más capaz y digna. 


Cuando Alfonso X es coronado como rey en el año 1250, se hace cargo de la sede episcopal un amigo suyo, Martín Fernández. Muy difícilmente se  puede explicar la existencia de la catedral sin este
obispo. Reanuda las obras de la catedral en 1253 para mantenerse ya en continuidad hasta su fin, salvo las partes altas de las torres.
En documentos de archivo se habla de Pedro Cipriánez, maestro de obra de Santa María, que debió de ser el que puso la cimentación y colaboró con Manrique de Lara. Su primer arquitecto fue el maestro Enrique, que trabajó en Burgos. Murió en el año 1270 cuando ya estaba muy avanzada la fábrica del templo. Le sucedió Juan Pérez que dirigió las obras hasta 1296, simultaneando sus trabajos con los de la catedral de Burgos como su antecesor.
 En 1301, el obispo Osorio, considerando que la obra estaba en buen estado, revierte al Cabildo las rentas que se habían canalizado durante medio siglo para levantar la sede. En esta fecha se da por concluido lo fundamental de la obra.

La catedral de león mide noventa metros de larga, treinta de alta y veintinueve de ancha. La torre norte alcanza una altura de sesenta y cuatro  metros y medio, la sur casi sesenta y ocho. El hastial de la fachada principal cincuenta metros. Las torres son del siglo XIII hasta los vanos. La torre norte se continuó durante el XIV. El chapitel lo hizo Joaquín de Churriguera el año 1714. La torre del sur fue rematada en el XV, siendo arquitecto de la catedral Jusquín. 
Su planta, es una copia reducida de la de Reims. Tiene tres naves que se elevan a cinco a partir del transepto. Este transepto consta de tres naves. La girola es poligonal y con capillas radiales. Las cinco capillas de la girola se cubren con bóvedas trapezoidales de nervios rotos.
Los empujes verticales del interior son recogidos por los pilares compuestos a través de los baquetones que descienden por el muro.
El coro está ubicado en el centro de las naves para dejar diáfano el espacio de la cabecera.
En el alzado se aproxima a Chartres y Amiens. Tiene tres pisos: arcada de los formeros, triforio calado y tracerías altas. La nave central es mucho más alta que las laterales de manera que el espacio destinado al triforio y, sobre todo al claristorio, es extenso. La fachada principal se inspira en Chartres, con triple entrada con vanos apuntados y el gran rosetón, las torres, así como las torres, aunque en este caso separadas de la fachada, cuadradas y rematadas por pináculos.
La nave central y la cabecera se apoyan sobre arbotantes dobles, de suma ligereza, que vuelan sobre la girola y las naves laterales. Se hacen visibles desde la fachada principal por estar las torres fuera de la planta, cosa que no ocurre en las francesas.
En el siglo XV y XVI se construyeron otras capillas.
Ya desde finales del siglo XIV comenzaron a verse fallos en su arquitectura. En aquella época se resintió el hastial sur por haberse desequilibrado los pilares torales. Hubo que construir la “silla de la reina” obra del maestro Jusquín. En el año 1631 se derrumbaron parte de las bóvedas de la nave central. Juan Naveda, arquitecto de Felipe IV, cubrió el crucero con una gran cúpula rompiendo los contrarrestos del sistema gótico. Tanto el hastial como las capillas del sur volvieron a estar en peligro. Aquel tuvo que ser reedificado en el año 1694. Joaquín de Churriguera, buscando solucionarlo,  levantó cuatro grandes pináculos sobre los pilares del crucero a principios del XVIII provocando con esto consecuencias nefastas.
Por León fueron desfilando grandes arquitectos mientras los males iban agravándose. El terremoto de Lisboa de 1755 conmovió todo el edificio. En el 1830 aumentaron los desprendimientos de piedras en el hastial sur. Sánchez Pertejo reforzó los contrafuertes de toda la fachada. En 185
 Comenzaron nuevamente a caer piedras. Intervino entonces la Real Academia de San Fernando que encargó las obras a Matías Laviña. Este se dispuso a desmontar la media naranja y los cuatro pináculos que la flanqueaban. Con los proyectos de Laviña continuó la restauración Juan de Madrazo en 1869. Modificó notablemente la disposición de las bóvedas, volvió a rehacer desde la arcada hasta el hastial sur y planificó todo el templo tal y como lo encontramos hoy.
A Juan de Madrazo le sucedió Demetrio de Ríos en el 1880. Purista como el anterior continuó dándole a la catedral su aspecto primitivo. Fue Juan Bautista Lázaro el que concluyó los trabajos de restauración arquitectónica en la mayor parte del edificio y en el 1895 emprendió la ardua tarea de recomponer las vidrieras.
El 27 de mayo de 1966 un incendio arrasó toda la techumbre de las naves altas.
En las últimas décadas se ha estado trabajando tanto en la restauración de las vidrieras como en el tratamiento y sustitución de la piedra.



Fuentes: 
  • LA CATEDRAL DE LEÓN, CRISTAL Y FE. Máximo Gómez Rascón.
  • Manuales de 2º Bachillerato Historia del Arte,

ACTIVIDAD

La siguiente actividad, obligatoria para 2º de la ESO, optativa para 1º, consiste en crear memes.
¿Qué no sabes lo que es un meme?
Aquí tienes algunos ejemplos:

Es decir, un meme consiste en elegir una imagen y poner en ella tu creatividad y tu sentido del humor
¿Aún te cuesta entender lo que es?
Más ejemplos:

¿necesitas más ejemplos?

Estos memes los he encontrado navegando por Internet, pero ahora nosotros vamos a crear muchos más. Como ves, puedes utilizar toda la imagen o ampliarla para usar solo un trozo.

¿Cómo lo vamos a hacer?

1- Yo os voy a subir las imágenes que tenéis que utilizar, y vosotros les añadís el texto: con Paint, Line... o cualquier aplicación que os sirva para estos menesteres.
2- Vosotros me mandáis la imagen al correo sanlagsan@hotmail.com o la compartís en alguno de los grupos de Facebook que usamos para trabajar las noticias.

Iré actualizando el banco de imágenes que tenéis que utilizar.

Y ahora ya: A CREAR!

Aquí abajo están las primeras imágenes a usar. os recomiendo ampliar la imagen, buscar más detalles por el nombre en google y sobre todo fijaros en los gestos, los rostros, que serán los que os inspiren para desatar vuestra ironía y humor.
CATEDRAL DE REIMS, FACHADA

RELICARIO DE SANTA ÚRSULA, HANS MEMLING

LAMENTACIÓN POR LA MUERTE DE CRISTO, PETRUS CHRISTUS

RESURRECCIÓN. DIRK BOUTS

VIRGEN DE LA ANUNCIACIÓN. SIMONE MARTINI

TENTACIONES DE SAN ANTONIO, PATINIR



FRONTAL IGLESIA SAN QUIRCE, ROMÁNICO.

MASACCIO, EXPULSIÓN DE ADAN Y EVA, RENACIMIENTO.